07/04/2019

Cataluña; un proceso judicial que cumple las reglas del arte de la democracia

D5C24950-1C60-42C8-AFD2-41A75466BFB1.jpegEntrevista exclusiva con Nicolás Klein

FM: El juicio a los acusados de tentativa de golpe de Estado en el seno de la autonomía catalana en otoño de 2017 (juicio que comenzó en Madrid el pasado 12 de febrero) está siendo televisado y retransmitido por internet en directo ¿Por qué?

Nicolas Klein: La razón es muy simple. Se trata del juicio que ha generado mayor expectativa desde aquel otro a los acusados de la tentativa del golpe de Estado militar que se produjo el 23 de febrero de 1981. Los antiguos responsables de la Generalidad de Cataluña que se sientan hoy en el banco de los acusados, según figura en los escritos de acusación, intentaron fracturar España declarando, de manera ilegal (y en contra de la mayoría de la población regional) la independencia de una Comunidad Autónoma. Si esta tentativa hubiese triunfado, el seísmo en España habría sido de considerables dimensiones y además habría tenido unas repercusiones colosales en todos los ámbitos.
En otro orden de cosas, para España también resulta de vital importancia el mostrar al conjunto de sus conciudadanos (especialmente a los separatistas) y al mundo entero que nada tiene que ocultar y que su Administración de Justicia actúa con total transparencia.

FM: ¿Se sabe cuánto durará el juicio?

Nicolas Klein: En teoría, el juicio debe durar hasta finales de mayo o principios de junio. De hecho, nadie sabe si esta fecha límite se cumplirá porque se trata de un juicio complejo, que requiere muchas declaraciones testificales de los actores más o menos relevantes de la crisis (el ex presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, por ejemplo, fue llamado a declarar en tal calidad). Este juicio aún movilizará al Tribunal Supremo y a los medios de comunicación durante varias semanas más.
Además, la Semana Santa se acerca rápidamente y es un período festivo muy importante en España, lo cual podría retrasar la conclusión del juicio, habida cuenta los numerosos días inhábiles a efectos judiciales que implica.

FM: Este juicio, está poniendo de manifiesto cómo y a qué precio los acusados "compraron" observadores internacionales supuestamente neutrales durante el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 ¿Puede decirnos algo más sobre ello?

Nicolas Klein: En el marco de la organización del referéndum sobre la independencia ilegal del 1 de octubre de 2017, la Generalidad de Cataluña solicitó a unos supuestos "observadores internacionales" que supervisaran el escrutinio (lo que no impidió que fuera contaminada por un gran número de irregularidades y fraudes). Los "observadores" en cuestión fueron contratados directamente por las autoridades regionales porque la Comisión de Venecia y la OSCE, dos organizaciones encargadas de validar las elecciones y votaciones en Europa, no reconocieron la legitimidad del referéndum,

En su declaración prestada en calidad de testigo ante el Tribunal Supremo, el 27 de marzo, la jefa de estos doce "observadores", Helen Catt, admitió que el gobierno catalán había pagado a este grupo de "expertos" 115.000 euros en total, incluyendo 8.000 euros para sí misma.

Esa forma de proceder arroja serias dudas sobre las posibles conclusiones de tal grupo de "observadores". Sorprendentemente, Catt dijo ante los magistrados del Tribunal Supremo que no recordaba lo que había pasado el día 1 de octubre de 2017 ...

FM: ¿Podríamos decir que este juicio se está desarrollando de manera ejemplar y, en caso afirmativo, por qué?

Nicolas Klein: No soy un especialista en Derecho ni en procesos judiciales. Sin embargo, de todo lo que he leído y presenciado y en virtud de los testimonios de expertos que he podido reunir, no hay nada que sugiera un juicio fraudulento o uno cuyo Fallo venga ya predeterminado.
Los únicos que apoyan esta tesis son los propios separatistas catalanes, los cuales, sin embargo, no pueden aportar ninguna prueba que respalde sus afirmaciones. Es cierto que sus tesis las refuerzan unos supuestos "observadores internacionales" que siguen el juicio día tras día ... pero estos observadores son en realidad miembros de seis asociaciones secesionistas (Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, Collectif Praga, Instituto de Derechos Humanos de Cataluña, Irídia, Novact y Observatorio del Sistema Penal y Derechos Humanos) cuyas conclusiones están por tanto más que orientadas ...

Debe quedar claro: en la mayoría de los rankings internacionales, España se considera una democracia "completa", donde se respetan todas las garantías y derechos fundamentales. En 2018, la independencia del sistema judicial español, a menudo cuestionada por los separatistas, No sólo existe sino que incluso ha mejorado significativamente, según la Unión Europea. La idea de un Tribunal Supremo actuando “a la orden” es algo que no está demostrado por hechos concluyentes. Por tanto se trata de una afirmación a priori inválida y, también hay que decirlo, bastante vinculada a ciertos poderes políticos.

Fotos: FM

Les commentaires sont fermés.